Posted on

COLOMBIA

 

Atrás, solo está el aprendizaje que hace lo que somos, adelante, la vida.

El camino, llega hasta esta colina, la garganta seca, los pálpitos en los pies, el ceño fruncido.

Desde aquí se divisa todo, o bien sea, las mas duras aristas del camino, uno se fija, y se pregunta, como todo el tiempo. Ha valido la pena? y es una pregunta inúti, pero al menos hay está, sigue, la reconfortante sensación del viaje, de las risas, los bocadillos, el abrigo.

No soy el único que sube. Aqui vienen mares y mares de personas, entre ellas, esfácil distinguir dos clases: Las que tienen claro hacia donde van, y las que no. Es evidente,

Yo, por mi parte, me amarro los zapatos, brindo con agua y limpio mis ojos. Porque el camino es largo, la noche tigrera y la noche culebrera.

Ni un descuido. Ni un paso atrás

Y a un lado, el desfiladero, los chulos revuelan, el Desahuciadero. Donde de todo se bota y se vomita.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s